IniciativasConsolidada

La Craba negra

La Hoya de Huesca

Una tienda-taller donde encontrar productos con alma, para regalar o regalarte 100% artesanales. La madera,el cuero, el textil y el hierro se mezclan entre si para dar piezas unicas y exclusivas.

Emprendedores
Rebeca Armada
Rebeca tiene 35 años y es una chica sociable, inquieta y atrevida que nació en Huesca pero que lleva 10 años en Ayerbe porque, como ella misma dice, la vida rural y todo lo que implica le tiene atrapada. Estudió poquito porque con 16 años empezó a trabajar… ¡Experiencia laboral como para escribir un libro! Esta es la tercera vez que emprende pero cree que es la definitiva porque por primera vez se ha atrevido a dedicarse a lo que realmente ama; la artesanía. Ahora, lucha por hacer de su hobby, su vida. El quedarse sin empleo le empujó a dar el salto y decidir dedicarse a su pasión, logrando crear piezas de artesanía maravillosas.

El proyecto

En Ayerbe se encuentra un espacio muy singular en el que diseñamos y realizamos productos artesanales innovadores pero siempre respetando la tradición en las técnica de producción.

El objetivo es mantener la artesanía activa y que no quede obsoleta, por eso a nosotros nos gusta una frase que hemos interiorizado y hemos hecho nuestro proyecto de vida : "la tradición no es algo del pasado ,sino del futuro, algo que recogemos y algo que entregamos, es un legado."

Una tienda en la que todo lo que hay dentro esta hecho a mano por nosotros, Rebeca y Albert, desde el diseño y mobiliario de la tienda, las lámparas, a todos los productos que tenemos expuestos, todos los productos de la tienda estan a la venta, incluido el mobiliario.

Ubicación

La Craba negra se encuentra en Ayerbe, un pueblo de la Hoya de Huesca a 28 km. de la capital oscense. Ayerbe tiene 1.100 habitantes y se sitúa en la falda del monte de San Miguel ,son famosas sus tortas, empanadicos y sobretodo el  "refollau".

En Ayerbe siempre existió la artesania, pues casi en cada puerta se encontraba un artesano, como un botero, un ebanista o un cestero.

La tradición y los antiguos oficios son nuestra pasión, por eso esta imagen es la que más nos llena el corazón, el más profundo Ayerbe, esta imagen nos recuerda el día de su feria, día que hoy se sigue celebrando con pasión, por eso La Craba Negra abrio sus puertas este día tan especial para todos los habitantes de Ayerbe.

Nuestro nombre  "LA CRABA NEGRA" hace un guiño a nuestros vecinos, pues a sus gentes se les llama "CARNICRABAS" ,de alli nuestra "CRABA ".

Todos nos preguntan que por qué "NEGRA", pues porque los dos somos las crabas negras de nuestras familias, no tiene otra explicación; ¡no nos identificamos con otro estilo de craba!

 «Es una localidad con una iglesia sin campanario y un campanario sin iglesia», donde los inviernos a veces son largos, pero sus maravillosas estampas tan cerca nos hacen que sean un poco mas llevaderos, os mostramos el Castillo de Loarre situado a pocos kilometros, donde cuando el invierno es fuerte alli siempre calienta el sol.

Las primaveras florecen llenas de almendros y cerezos, donde las flores de sus arboles hacen que sean un paraje inolvidable.

Los veranos son cálidos y llenos de magia, por eso los pasamos cerca de las aguas del Rio Gallego ,sus aguas bravas se llenan de gente haciendo descensos en rafting , a los Mallos de Riglos los contemplan miles de personas porque son imponentes y majestuosos.

Plaza Aragón, 46, 22800 Ayerbe, Huesca, España