Recursos y novedades

EN NUESTRAS MANOS

“El valor de nuestros pueblos en nuestras manos”. El caso de Fayón.

Artículo de opinión de Sandra Barceló. Dinamizadora de La Era Rural en la comarca Bajo Aragón-Caspe.

La mayoría de las personas tenemos un pueblo que consideramos parte de nuestra identidad y nuestros orígenes. Y pensamos en “el pueblo” como el lugar perfecto al que ir de visita, aunque la idea de permanecer y habitar el pueblo nos inunda la mente de estereotipos, mitos y miedos asociados a “lo rural”.  

Cuando nos planteamos “vivir en el pueblo” puede que nos vengan a la cabeza infinidad de ideas asociadas a los fenómenos de la despoblación, el desempleo, la escasez de infraestructuras y servicios o la falta de oportunidades en general. Así lo mostró el último estudio realizado sobre las necesidades de los/las jóvenes emprendedores/as del mundo rural aragonés realizado por Jóvenes Dinamizadores Rurales.

Sin embargo, en los últimos años, y especialmente a raíz de la pandemia, fruto de las dificultades crecientes de la vida en la ciudad, va aumentando el interés de muchas personas por regresar a los pueblos y buscar alternativas para habitarlos, pudiendo disfrutar de una buena calidad de vida, la cual incluye bienestar a nivel físico, social y emocional, teniendo en cuenta indicadores como la salud, el trabajo, la educación, las condiciones materiales, el ambiente o las relaciones sociales. 


Por todo ello, poco a poco, van tomando fuerza movimientos de concienciación y sensibilización sobre la importancia de fomentar la reactivación de las zonas rurales (a nivel económico, social y medioambiental) donde la sostenibilidad junto con la innovación formen parte de los valores del día a día, implicando a todos los agentes territoriales, a toda la comunidad, y promoviendo, en definitiva, una economía que ponga en el centro a las personas.  

Y este es el caso de Fayón, un pueblo de menos de 500 habitantes situado en la provincia de Zaragoza, en la comarca Bajo Aragón-Caspe, a orillas del río Ebro. Un pueblo que conozco bien, con su historia de resiliencia y su gente comprometida con mejorar cada día la calidad de vida del entorno rural. 
Fayón está apostando fuerte por el desarrollo local, por ofrecer recursos y oportunidades a las personas que lo habitan, y también a aquellas que estén pensando en dar un giro a su vida y cambiar lo urbano por lo rural.  Así, se están poniendo en marcha diferentes iniciativas para fomentar y consolidar el tejido empresarial, comercial y turístico de la zona.

La creación de un espacio coworking, que yo misma utilizo, o la reactivación del comercio local para promover la apertura de nuevos establecimientos comerciales alrededor de la Plaza Mayor, son ejemplo de este proceso. Por todo ello, se buscan personas emprendedoras que estén interesadas en aportar valor al pueblo y que, a la vez, puedan disfrutar de todas las ventajas de emprender en Fayón. ¿Te interesa?


Cada vez existen más alternativas y oportunidades para hacer posible esa transformación social y económica de la tanto hablamos en La Era Rural, impulsando el emprendimiento rural, con el apoyo de todos los agentes implicados, públicos y privados, y poniendo en el centro a las personas.

¡Está en nuestras manos!